cobipef logo peq blanco 445 x 96

Síguenos en:

icono facebook 32px icono twitter 32px icono youtube 32px

 

Compártelo en:

   

 

Normas que aplican para todas las Sesiones y Consultas

 

1. Puntualidad: es importante llegar a la hora exacta convenida para la sesión. De esta manera aprovechamos mejor el tiempo y evitamos trastornar las actividades de los demás. Si una sesión es programada y el paciente deja de asistir sin avisar con al menos 48 horas de anticipación, dicha consulta será cobrada. De manera similar, si un paciente desea cambiar la hora y/o la fecha de una cita programada deberá hacerlo con al menos 48 horas de anticipación a la misma. De lo contrario, se cobrará la sesión inicialmente programada aunque no se lleve a cabo.

 

2. Duración de las sesiones: es de un período de tiempo variable pero siempre inferior a 50 minutos. Si una sesión comienza con retraso por falta de puntualidad del paciente no se recuperará el tiempo perdido.

 

3. Finalidad del servicio: las sesiones están dirigidas a ayudar al paciente en su crecimiento personal mediante el conocimiento propio y la vivencia de los genuinos valores humanos. El servicio contempla la aplicación de los procedimientos y herramientas profesionales (entrevista, evaluaciones, etc.) que se consideren pertinentes para conocer mejor al paciente y determinar la posible presencia de patologías; en caso de haberlas, se propondrá alguna alternativa terapéutica para su tratamiento.

 

4. Informes o constancias: cualquier informe o constancia que se vaya a elaborar y entregar a solicitud del paciente, tendrá un costo adicional a las consultas. El monto se cobrará individualmente por cada documentación solicitada y su costo será igual al precio de una consulta, de acuerdo a la tarifa vigente.

 

5. Sinceridad plena: es necesario darse a conocer tal y como uno es en verdad y relatar los hechos tal como ocurrieron, sin modificar nada.

 

6. Delicadeza: para darse a conocer y relatar los hechos, lo mejor es hacerlo con un lenguaje claro y decente. Conviene evitar el uso de expresiones groseras o de poco respeto hacia uno mismo o hacia los demás.

 

7. Oír con atención al profesional que le atiende: las sesiones no son sólo un momento para que el paciente hable y se descargue de sus problemas sino también para que oiga con atención los consejos del profesional que le atiende. Si no se tiene verdadera disposición de oír al terapeuta, las sesiones contribuirán poco o nada a resolver los problemas que aquejan al paciente.

 

8. Amor a la verdad: se ha de querer descubrir la realidad de las cosas, sin intentar acomodarla a nuestro gusto o conveniencia. El conocimiento de la verdad tiene una fuerza liberadora en nuestra vida, aunque también tiene sus exigencias y a veces nos lleva a realizar cambios importantes en nuestra conducta.

 

9. Reflexionar acerca del contenido de cada sesión: es necesario que, luego de cada sesión, pensemos detenidamente acerca de lo dicho y oído. La resolución de los problemas personales y familiares no es fruto de la magia ni ocurre en un instante sino que es un proceso, que generalmente toma de más de 6 sesiones y requiere de una profunda reflexión acerca de nuestra realidad y la de quienes nos rodean, y ha de llevarnos a mejorar en lo que sea necesario.

 

10.  Poner en práctica las resoluciones tomadas: luego de oír los consejos y pensar detenidamente las cosas es necesario que nos propongamos metas concretas para resolver o superar nuestros problemas.

 

11. Ponernos en las manos de Dios: siempre debemos tratar a nuestro Señor, pero de manera especial hemos de acudir a Él para pedirle perdón por nuestros errores y para que nos ayude a vivir nuestros buenos propósitos o resoluciones.

 

Finalmente

 

Queremos comunicar a todos nuestros pacientes que tenemos el deseo sincero de contribuir de la mejor manera a que logren su proyecto de vida personal y familiar y a que resuelvan las dificultades o problemas que les hicieron acudir a nosotros.

 

También queremos hacerles saber que todos ustedes están presentes en nuestras oraciones al Señor y a la Santísima Virgen.

 

Afectuosamente,

Lic. Rommel Andaluz Arrieche   Lic. Elizabeth Valdeiglesias de Andaluz
Orientador Familiar   Psicóloga